Agua de cristal


Nuestro singular sistema de clorinación Kristal Klear, supone erradicar del uso de la piscina las incomodidades que acarrea el vertido de cloro para su desinfección. Se acabaron los ojos irritados, la piel reseca o ese desagradable olor a cloro después de un baño. En lugar de sustancias nocivas para la salud se añade sal, en una proporción tan pequeña que resulta casi imperceptible (la concentración utilizada es de 0,4%; la mitad de lo que se halla en una lágrima humana, mientras que el agua del mar contiene mucho más, alrededor de un 3,5% de salinidad) De este modo el agua se vuelve sumamente delicada con el pelo, la piel y los ojos, y darse un baño se convierte entonces en puro placer.

El clorinador es un pequeño aparato que se encuentra junto al motor de la piscina en el recinto técnico y descompone por electrólisis la sal corriente (Cl Na) en un cloro natural y en la proporción en que el agua lo requiere. Además la producción propia de cloro natural significa una reducción de un 90% de los gastos de mantenimiento comparados con los de una piscina convencional.Otra ventaja de nuestro sistema es que el agua salada no se congela con facilidad, por lo que si se desea, es posible mantener la piscina cristalina todo el año.Agua transparent , absolutamente higiénica y con un brillo destellante que los químicos no pueden lograr. Salud y belleza van de la mano al elegir nuestro sistema ecológico de clorinación.


     

© Copyright 2017 Orinoco Pools